Bienvenida

¡Sal de mi sombrero truco helicóptero!

Ésto es lo que diría el Inspector Gadget ante una desafiante misión. Y es que, llevado a mi caso, nada pude imaginarme más desafiante de lo que iba a ser de verdad, ésto de la maternidad, en donde cualquier truco siempre resultaría ser bienvenido para el desafío de ser mamá sin morir en el intento…

Pero mis andaduras en ésto de las cosas curiosas empezaron de niña, siempre estaba trasteando artilugios en casa – mi padre era 1/2 delineante, 1/2 inventor, de ahí mi vena…- y me entretenía con todo lo que encontraba en casa de mis abuelos ¡Me maravillaba recreando juguetes, imaginando mil historias diferentes! Ya de más mayor, me recuerdo enganchada delante la TV viendo un programa llamado «¡No te rías que es Peor!» donde en una de las pruebas, los humoristas participantes del concurso, tenían que improvisar en 1 minuto «utilidades diferentes para un objeto cotidiano» , echado alas a la imaginación…(si no lo llegaste a conocer, sigue el link para ver el video)

Me hice mayor; llegó el momento de independizarme y espabilarme por mi cuenta y ahí llegó @Migadgetoprimerreto de vida adulta: vivía en un piso de 55m2 y teníamos que ideárnoslas, mi pareja y yo, para conseguir tener todo lo necesario de un hogar manteniendo al mismo tiempo todo despejado y diáfano para que mi mindset-Zen-interior no colapsara por almacenaje inútil y ver trastos por en medio. Estoy pensando, que algún día, escribiré una entrada al respecto de esa experiencia…

Ay…ingenua de mi en ese momento…la prueba de fuego, la verdad, lo que SÍ iba a marcar un antes y un después, resultó llegar poco después, eso fue con la llegada de: -la MATERNIDAD-.

Empezando desde la almohada mega XXL de embarazo y cojín de lactancia (si, no nos engañemos, ambas son necesarias para muchas de nostras), hasta los primeros objetos que vas recopilando emocionada con el anuncio de la maternidad; por supuesto, no quieres que te coja desprevenida por la falta de «aquello-que-te-han-contado-que-va-tan-bien-para-ésto-y-para-aquello» y claro, en aquella época seguía viviendo en los 55m2 , así que he de reconocer que fue un proyecto de ingeniería inversa hacer encajar todo lo que íbamos adquiriendo progresivamente hasta la llegada de Mi-Mini-Arco-Iris (de ahora en adelante, «el bebé») .

El gran momento llegó con la elección y hacer sitio en nuestro hogar el carrito, con su cuco y el maxicosi… Os he visto sonreír; bien, estamos sintonizado, sabéis de qué os hablo 🙂

Y a partir de ahí mi vida cambió, ya no solo para ejercer como ingeniera de profesión (lo sigo siendo) sino también para hacer «de la ingeniería» un mum lifestyle y hábito de vida (cómo decía mi profesor de facultad:- Ingeniería viene de INGENIO no de INGENUO) y , encajando el sinfín de objetos que vamos adquiriendo en nuestro maravilloso camino maternal lleno de diferentes experiencias, situaciones y necesidades en una solución que cumpla la ecuación de oro= útil+ fácil+ bonito+ reducido+ medioambientalmente friendly : al menos 3 de las 5 variables ha sido siempre mi mantra que quiero compartir en mis hallázgos y es lo que encontrarás en mi blog si te SUBSCRIBES AQUÍ para leerme.

Así que, este BLOG, pretende ser un recurso útil y de inspiración para tu toma de decisiones en la adquisición, compra o regalo familiar que hagan de un utensilio u objeto la experiencia de ser MAMI, de la manera más cómoda, útil, accesible, duradera, divertida y ocupando el MENOR ESPACIO posible. Os deseo que encontréis respuesta rápida a través de opiniones y comparativas, a dudas que yo también he ido teniendo en todo ese proceso que disfruto desde hace 5 maravillosos años con la irrupción de «Mi-mini-arco-Iris».

«Éste mensaje no se auto-destruirá» ¡ Os lo dejaré aquí, jefas de vuestra casa, como bienvenida de lectura en vuestra misión de Gadgetomamis en acción ¡¡Empezamos!!

P.D: Si tu también tienes una historia que quieras compartir, deja tus comentarios aquí debajo. También tienes la comunidad de facebook donde encontrar ideas y compartir experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *